¿Qué es Atitlan?

Atitlan es un grupo empresarial con presencia principalmente en España y Portugal.

Desde su creación en 2005, Atitlan y sus empresas participadas han realizado inversiones por encima de € 800M.

Estamos orientados a la creación y consolidación de valor a largo plazo, y hemos estado presentes en numerosos sectores económicos.

Entre nuestros socios contamos con múltiples empresas familiares y fondos internacionales.

null

EMPRESAS DEL GRUPO

Ver más >

null

QUIÉNES SOMOS

Ver más >

null

DÓNDE ESTAMOS

Ver más>

null

ÁREA PRIVADA

Ver más>

null

EMPRESAS DEL GRUPO

Ver más >

null

QUIÉNES SOMOS

Ver más >

null

DÓNDE ESTAMOS

Ver más >

null

ÁREA PRIVADA

Ver más >

Enfoque de largo plazo

Nos gustan los proyectos de crecimiento a largo plazo, con modelos de negocio probados y equipos directivos de primer nivel. Promovemos un apalancamiento financiero coherente con el riesgo operativo de cada negocio.

Somos ágiles en la toma de decisiones y flexibles en nuestros planteamientos. Contamos con una extensa historia de operaciones exitosas tanto con empresas familiares como con inversores institucionales.

Generalmente trabajamos en operaciones fuera de mercado y rara vez acudimos a procesos competitivos.

Nuestros principios

Nuestra reputación es el activo más valioso que tenemos.

Cumplimos los acuerdos, somos íntegros, no tomamos atajos, nos responsabilizamos de nuestras decisiones y promovemos una cultura basada en el esfuerzo.

Invertimos nuestro propio dinero.

Los gestores de Atitlan somos dueños de más de un 80% de nuestro capital.

Trabajamos en equipo para construir las mejores ideas.

Toda buena opinión cuenta, sin egos ni jerarquías.

Buscamos, entrenamos y retenemos a las mejores personas.

Nuestra base es nuestro equipo, y compartimos con ellos la buena ventura de nuestros negocios.

Creemos en la excelencia operativa y la sencillez.

Tenemos nuestro propio modelo de gestión y mejora continua, y evitamos la complejidad innecesaria.

Somos capital de largo plazo e inconformistas por naturaleza.

No tenemos restricciones temporales de permanencia, y siempre buscamos nuevas metas y oportunidades para nosotros y nuestras empresas.

Nuestra reputación es el activo más valioso que tenemos.

Cumplimos los acuerdos, somos íntegros, no tomamos atajos, nos responsabilizamos de nuestras decisiones y promovemos una cultura basada en el esfuerzo.

Invertimos nuestro propio dinero.

Los gestores de Atitlan somos dueños de más de un 80% de nuestro capital.

Trabajamos en equipo para construir las mejores ideas.

Toda buena opinión cuenta, sin egos ni jerarquías.

Buscamos, entrenamos y retenemos a las mejores personas.

Nuestra base es nuestro equipo, y compartimos con ellos la buena ventura de nuestros negocios.

Creemos en la excelencia operativa y la sencillez.

Tenemos nuestro propio modelo de gestión y mejora continua, y evitamos la complejidad innecesaria.

Somos capital de largo plazo e inconformistas por naturaleza.

No tenemos restricciones temporales de permanencia, y siempre buscamos nuevas metas y oportunidades para nosotros y nuestras empresas.